Posteada
2020-07-22T13:44:57.000Z
- Invest & Trade
Pequeños inversores de todo el mundo hacen fortunas con las acciones de Tesla

Tesla Motors (TSLA) están de moda. Simplemente hay que echar un ojo a lo que han subido sus acciones durante 2020: nada más y nada menos que un 280%. Un porcentaje se se eleva hasta un 512% si se tienen en cuenta los últimos doce meses. Esto lo saben muy bien los miles de pequeños inversores que han comprado participaciones de la compañía en todo el mundo.

Orestis Palampougioukis es uno de ellos. A principios de octubre de 2019, convencido del inminente aumento meteórico de Tesla, este desarrollador de software radicado en los Países Bajos, obtuvo un préstamo de 43.000 euros (49.000 dólares) para invertirlo todo en el fabricante de automóviles eléctricos, cuyas acciones estaban en ese momento alrededor de los 230 dólares.

Más de nueve meses después, la apuesta de este hombre ha dado sus frutos, ya que el precio de las acciones de Tesla se ha multiplicado por más de seis veces. Este martes sobrepasó los 1,600 dólares para reafirmar su posición como el fabricante de automóviles más valioso del mundo por valor de mercado.

Después de invertir 14.000 euros adicionales en fondos personales, Palampougioukis se ha embolsado hasta la fecha alrededor de 10.000 euros (11.500 dólares) en ganancias, teniendo en cuenta que paga un 7% de interés al banco por el dinero que pidió prestado.

“Para mí no parecía una apuesta, ya que estudié muy bien lo que Tesla hace y es simplemente inevitable que domine”, declaró Palampougioukis para Reuters, y agregó que planea conservar sus acciones durante décadas.

Fiebre de Tesla entre pequeños inversores

Como este inversionista minorista, hay muchos otros a lo largo y ancho de todo el planeta. Miles de personas convencidas de que esta compañía llegará a liderar la industria automotriz con sus vehículos alimentados por baterías, han invertido su dinero personal e incluso los fondos de jubilación de sus padres. Hasta ahora todos han obtenido muy buenas recompensas.

En los últimos tiempos, diversos tipos de foros han servido de escenario para debates entre inversores minoristas online, en los que se ha discutido si mantener o no las acciones con la esperanza de obtener rendimientos aún mayores.

Hasta el momento, se desconoce la cantidad total de inversores minoristas de esta compañía, aunque sí se sabe que alrededor del 75% de sus acciones están en manos de grandes inversores institucionales y de ejecutivos de la misma Tesla, incluido su presidente ejecutivo, Elon Musk, según datos de Refinitiv.

Muchos de los pequeños inversores usan las más plataformas de inversores minoristas más populares de Estados Unidos, como Robinhood Markets y TD Ameritrade. Tan solo en Robinhood, el número de usuarios que poseen acciones de Tesla ha aumentado más del 400% desde las dos primeras semanas de julio de 2018 hasta la actualidad, según datos de Robintrack.net, que recopila datos sobre plataformas de inversión.

A mediados de este mes, en apenas cuatro horas nada menos que 40.000 cuentas de Robinhood se hicieron con acciones de la empresa fundada en julio de 2003 en San Carlos, California.

Ahora mismo, aproximadamente 447.000 usuarios de la aplicación poseerían de alguna forma acciones del fabricante de automóviles eléctricos, colocándola en el lugar 11 de las acciones más populares, incluso por delante de Amazon, que está en manos de 356.000 usuarios.

Este fenómeno ha producido incluso una confusión que ha disparado las ventas de acciones de otra empresa. La avalancha de interesados en las acciones de Tesla, reconocidas técnicamente como TSLA, hizo que no pocos se equivocaran y apostaran por error por la empresa Tiziana Life Sciences, una biotecnológica británica que también cotiza en Estados Unidos y que se identifica con las iniciales TLSA. Este despiste ha hecho que en 2020 el valor de Tiziana haya subido más del triple de su precio anterior.

Los asiáticos se suman a la apuesta

En Corea del Sur, donde Tesla se ha convertido en la última moda entre los profesionales expertos en tecnología, la compañía es la acción extranjera más cotizada. En lo que va del año, en el país del Extremo Oriente ya se han comprado acciones por un valor total de 3.200 millones de dólares, casi 13 veces más que todo 2019.

Como hiciera Orestis Palampougioukis a miles de kilómetros de ahí, Choi Jong-wan, el exdirector del club de propietarios de Tesla de Corea del Sur, pidió prestado dinero para dedicarlo a invertir luego de que Tesla presentara su Model 3 en 2016. También compró acciones de Tesla para su hijo de siete años, aprovechando las exenciones de impuestos sobre la herencia en ese país.

“Me estoy sintiendo más seguro en relación con Tesla”, declaró. “Venderé sus acciones cuando otros fabricantes de automóviles introduzcan mejores autos eléctricos a precios competitivos”.

De este lado del planeta, no pocos pequeños accionistas han destinado sus ganancias tras vender activos de la empresa en la compra de vehículos de la misma marca.

Así ocurrió con David, de Oakland, California, quien pidió que no se usara su apellido. Este especialista en marketing compró un Tesla Model 3 en agosto pasado, gracias a la venta de algunas de sus acciones de la compañía que había adquirido en el lejano 2010 por un par de cientos de dólares tras salir de la universidad. En aquella época Tesla acababa de salir a bolsa y sus acciones costaban cerca de los 29 dólares.

Desde entonces, David ha invertido alrededor de otros 40.000 dólares y actualmente posee 180 acciones.

“Tesla me ha tratado bien hasta ahora. Creo en su visión y en Elon Musk”, declaró. “Pero la casa que compramos necesita un techo nuevo y estoy pensando en vender algunas acciones para pagarlo”.

Gracias al último repunte del precio de las acciones, el patrimonio neto de Musk se ha disparado aún más. El fundador y CEO de la empresa sería propietario de opciones por aproximadamente 4.000 millones de dólares en acciones de Tesla.